Algo más que decir

RETRASO

Toda la vida... esta que tengo ahora, he tenido la sensación de llegar tarde, de hecho, siempre llego tarde a "casi" todos los sitios...
Es esa sensación de que el reloj te empuja, lo miras una y otra vez y no consigues  avanzar... ¿raro no?
Pues raro o no, me persigue... TIC-TAC   TIC-TAC
Calculo y cuando me quiero dar cuenta ¡JODER!... VOY TARDE!
Y claro está... ya nada sale bien... las prisas no son buenas consejeras...
TROPIEZAS...
TE CAES...
TE LEVANTAS...
He intentado, incluso, que me sobre... es decir... empezar con MUCHA antelación... pero algo hay siempre que se come al segundero... le pisa los talones y ZAS! Lo adelanta... y yo... TARDE.
Después vienen las llamadas...
- ¿Por donde vas?
- Ya llego (En realidad, acabo de salir)

- ¿Qué te queda?
- 5 minutos...

Bueno, ya sabéis...
Pero que conste... que lo intento.
El truco de adelantar el reloj, también lo intenté... pero no funciona...


Hay RETRASOS que no tienen arreglo, que van más allá de las esperas. Retrasos en los que sabes que, en realidad, no vas a llegar nunca. Retrasos que se ajustan a tu reloj para marcar tu hora.

RETRASOS QUE SON LA BASE DE LA VIDA.


¿Por qué? Y ¿Para qué?

4 comentarios:

Cruella dijo...

Cuanta razón, amiga!...
Parece que se nos acaba el mundo y siempre hay prisa por llegar, hacer, terminar....
Al final el retraso es la base de operaciones y de forma natural Ahhhh que si!!!
He pedido a los reyes normalidad ... Aunque no somos como las demás ;) no creo que nos venga mal un poco de normalidad...
Empezaré el día abriendo ventanas y ventilando...
Have a nice day and... A lot of kisses... A capazos...
Loviu

Néctar dijo...

Sí, efectivamente, pero sabes? la vida no espera por nosotros, ella jamás lleva retraso, así pues, no adelantes el reloj siquiera le atrases, llega a tu Tiempo y tu Paso, no importan cinco minutos antes o después porque de igual forma los habrás disfrutado.

Néctares <3

Elena dijo...

Pues eso..¿para qué? y ¿por qué? quién te quiera esperar, lo hará, mi vida también es un corre, corre en la que la mayoría de los días acabo con la lengua y preguntándome ¿qué he hecho?..
Las otras tardanzas...siempre he pensado que pasan por algo..y un día quizás conozcas el motivo..o no..
Te quiero mi NIÑA LINDA, sin prisas si puedes bien y sino te espero...menos en la T2, ahí no llegues tarde jajajaja..MUAAACKSS!!

Pilar dijo...

Cuando quieres, llegas.
Cuando te quieren, te esperan.
Pero ni con reloj, ni sin él, podrás estar donde no quieres ir, al menos a tiempo.