Algo más que decir

de la libertad

Supongo, que a la libertad podríamos aplicarle todas las acepciones que queramos siempre que no violen los derechos, la dignidad y la libertades de otros... mi pregunta entonces es ... somos libres, pero ¿hasta donde?.
Es que en la tarde de ayer, ha habido un momento en el que realmente me he sentido libre hablando con "alguien", tal vez, la complicidad que nos lleva de la mano hace los menesteres necesarios para darse esas determinadas situaciones, que no son tantas.
Hablo de la total libertad para expresarse y para ser, porque aquí es en donde entran las contradicciones.  ¿Y si siendo realmente como eres entras en conflicto con alguna de las condiciones?.
He repasado el término, "LIBERTAD", que además de ser una palabra preciosa por su forma, admite en ella misma las contradicciones...

5. f. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.
8. f. Contravención desenfrenada de las leyes y buenas costumbres.

Entiendo entonces que  se puede ser libre de maneras diferentes. Estemos más o menos de acuerdo, para mi, la libertad es la capacidad del ser humano para obrar según sus propios principios, dejando la base ética que nos han impuesto un poco aparcada, en juicio a su moral.
Y es que lo mismo, lo que para unos es LIBERTAD para otros no deja de ser un jaula estrecha que impide volar... igualmente la libertad esté tan mal entendida, que en donde unos la ven, otros vean impudicia y liviandad.

Pero como es nuestro derecho... seamos libres como sepamos serlo.


4 comentarios:

NM dijo...

Seamos libres como sepamos......No son las definiciones de las palabras las que le dan su contenido,son las vivencias, las sensaciones y las experiencias, las que las visten , y es por eso,creo, que cada uno las entendemos de forma diferente. La vida,nos va revistiendo las palabras de contenido, y es con ese con el que tenemos que vivir, con el que sabemos. Curiosamente, ayer, también me sentí con plena libertad mientras charlaba......TQ-NM

Elena dijo...

A ratitos, he experimentado la libertad o por lo menos, he creído que lo era...pero cómo dices tú, dónde unos la vemos, otros ven libertinaje y quizás el saber que otros pueden pensar eso...es lo que no deja que disfrutes el momento de libertad...ya me he liado...pero, tú me entiendes..
Besos mi NIÑA LINDA en total libertad

Insurgente ~ Gatiota dijo...

Vuela, vuela, alto muy alto, hasta allí, hasta encontrarte con Ícaro.

Sol, de tu post podríamos hablar largo y tendido. Recuerdas que yo soñé hace poco con un palomar? jejeje.

Alguien me dijo una vez que las metas y objetivos que vamos consiguiendo por el camino, esas que nos deberían generar satisfacción y felicidad son las que precisamente nos atan, nos esclavizan y nos privan de libertad. Curioso, no?

Tienes razón en que a las personas nos resulta difícil discernir qué es la libertad para nosotros mismos. Si lo pensamos un momento, igual no encontramos ni un sólo valor, principio o creencia, propia, en nuestro cerebro. Curioso, no? Pregúntate si una sola de las cosas que tienes en la cabeza te pertenece. Bucea entre las canciones del colegio, los consejos de tu abuelo, los prejuicios de tu padre, los miedos de tu madre...

Mientras tanto, volemos!!!
Loviu Sol

Pilar dijo...

Ser absolutamente libre significaría no amar, porque el bien de otros limita tu acción o empuja tus actos.
Ser infinitamente libre sería haber abandonado todo lo que te hace humano.
Beso las cadenas que me he impuesto por amor, por convicción, por respeto, pero no puedo soportar las limitaciones que otros desean imponerme, quizás eso es ser libre.

Un fuerte abrazo