Algo más que decir

Presencia

Esta presencia
tuya...
sombra reclinada
en mi silencio
sobre mi hombro
desnudo...

Agua que se despeña
por mi cuerpo,
resucitado
y manso,
encabritado
y loco...

Esta presencia
ausente tuya
que me ahoga...
que me mata
despacio
y me lacera...
dolor amado
vivificado
en llanto y esperanza...

Esta presencia
limpia tuya.
De cristal
y de sol inmaculado.
De humedad
y saliva derramada...

Esta presencia
tuya.
Violencia dulce
cobijando mi espalda
y mi garganta...

Mi garganta...
sin pronunciar tu nombre...

Del poemario Alma Abierta de Ángela Becerra.

2 comentarios:

Pilar dijo...

Gracias por descubirme la magia de sus palabras.

Un abrazo inmenso, como siempre al alma.

En Primera Persona dijo...

Te encantará... SEGURO.
Besos.