Algo más que decir

Esto soy yo

Esta noche, mientras la luna revuelve mareas, yo me revuelvo la vida buscando una salida apostillando esta locura de no tenerte teniéndote.
Deberías saber que me pierdo en las formas y en las palabras que se alían con la torpeza de los significados que yo quiero darles, para dejarme decir poco o casi nada de cuanto quisiera decir y caigo en la amplitud del haber dicho de más que ahora me traba los pies y las manos y me ata la lengua a mil latidos en silencio mientras se consume la euforia.
Y tal vez estas no sean las formas, ni estas las palabras, tal vez incluso necesites leer dos veces para que te des cuenta que detrás estoy yo, que delante sólo me importas tú y que lo que le estoy pidiendo a la vida es la formula de la libertad para recalcular coeficientes y elevar sin límites mi dominador común... y que luego sigan las cuentas... y que no valga la inconsciencia para ser consciente que hay días sin réplica y noches infumables sin tu presencia.
Deberíamos estar avivando el carbón, en vez de mirar de lejos los primeros rescoldos...
Podría prometerte contar las estrellas para ti, incluso arrancarle un pedazo a la luna para regalartelo en una noche de pasión desmedida, podría intentar atrapar la espuma de la olas del mar y detener la marea para que el agua llegue a tus pies, pero entonces dejaría ser yo para convertirme en alguna variante de yonki de venas rotas a base en inyectarse ilusiones inalcanzables que acaban por convertirse en humo.
Podría contarte historietas de triunfos y batallas ganadas, podría regalarte el mundo desde otro punto de vista para que las miserias de las que todos formamos parte no te rocen pero para eso me haría falta un pijama elástico, una capa a la espalda y haber nacido muy por encima de los 5o.ooo pies, detener el giro de la tierra y reestructurar la historia de la humanidad.
Podría... pero prefiero ofrecerte lo que soy, los 5o kilos de estructura sobre los que me sostengo y este corazón sorprendido que llevo en el pecho que ha aprendido a sonreír a base de verte sonreír a ti.

2 comentarios:

Pilar dijo...

No se puede dar más, cuando se da todo.

Un abrazo

Silvia dijo...

Nos debemos mostrar tal cual somos, el amor no quiere de falsas promesas...solo que nos entreguemos a el sin condiciones ni razones...pero con sinceridad.

Un abrazo inmenso al alma.