Algo más que decir

He tenido que reírme...

... cuando mi pequeño duende me decía:
- Vé tú mamá, que yo te cubro.
Ojalá! hijo mío fuera tan fácil y al prender la luz, mi miedo se fuera igual que el tuyo.

2 comentarios:

Silvia dijo...

La maravillosa inocencia de la niñez.

Abrazo inmenso al alma.

Pilar dijo...

No es tán fácil, pero si él te cubre, ¿qué puede asustarte?

Un beso